Inicio Artículos Mitos Biopiniones Animales y Plantas Media Ecotécnologias Puerto Vallarta
Tomás Sánchez30 May 2011
El excesivo miedo a los alacranes...
@cetosh
Ing. en Comunicación Multimedia
cilraenhelyan30 May 2011
¿Estás de vacaciones? ¡Cuida el ...
cilraenhelyan
cesartomas30 May 2011
Bienes Raíces Vs Ecosistemas
cesartomas


Curatella Americana

Sabana

De regiones calientes y húmedas o semihúmedas, parece ser que la presencia de muchas sabanas se debe al efecto combinado del suelo y del fuego y en algunos casos al efecto del fuego exclusivamente.
De acuerdo con Beard (1953), la sabana es una comunidad vegetal determinada fundamentalmente por las características de topografía de formas seniles, de escaso relieve, donde abundan suelos de drenaje deficiente. A diferencia de los pastizales de regiones templadas, de acuerdo con Beard, la presencia de las sabanas no está determinada por el clima, pues éstas pueden presentarse en las partes bajas de América tropical en cualquier condición climática. En general se les conoce de regiones calientes y húmedas aunque se trata de un clímax edáfico y la vegetación es resistente al fuego, esta no depende de los incendios para su mantenimiento. Miranda (1952) en sus estudios sobre la vegetación del sureste de México también señala relaciones semejantes y postula que los suelos de la sabana son la etapa final de un proceso de emersión eustática de terrenos pantanosos o lacustres, antiguamente ocupados por vegetación acuática. De acuerdo con esta interpretación la sabana sería la fase final de una hidrosere y en las condiciones actuales del clima esta fase se mantiene mientras la erosión no destruya los suelos que la determinan.

A diferencia de estos puntos de vista, Sarukhán (1968: 42-43) sostiene que la gran mayoría de las sabanas de México reviste un origen secundario y está ligada a las actividades agropecuarias del hombre a menudo irreversibles que ha sufrido el suelo como consecuencia del desmonte y de frecuentes incendios.
Las sabanas se desarrollan típicamente sobre terrenos planos o escasamente inclinados. Los suelos son casi siempre profundos y esencialmente arcillosos, aunque el horizonte superior puede ser arenoso. A causa de una capa impermeable, el drenaje interior es deficiente, lo cual unido al escurrimiento nulo o lento en la superficie, hace que durante el periodo lluvioso se produzcan frecuentes y prolongados encharcamientos. En la época seca, en cambio, el suelo carece por completo de agua disponible para las plantas, pues la misma capa impermeable lo aísla de toda humedad subterránea. Esta alternancia de exceso y escasez de agua se interpreta como causante de condiciones favorables para la dominancia de gramíneas. Los suelos son ácidos (pH 4 a 5.5) y más o menos ricos en materia orgánica, la que puede prestarles tonalidades oscuras a los horizontes superficiales. El clima correspondiente a la mayor parte de las sabanas de México es caluroso, sin heladas y con precipitaciones generalmente superiores a 1 000 mm anuales, llegando a veces a 2 500 mm y con 0 a 6 meses secos.

La vegetación sabanoide se encuentra perfectamente caracterizada por la presencia de la raspavieja (Curatella americana), que coloniza suelos ricos en hieddo (de color rojo) al pie de los cerros que rodean la ciudad de Puerto Vallarta y el área de Tebelchía y Las Palmas. Tmbien se puede observar representantes de coyul (Acromia mexicana), el coquito de aceite (Attalea cohune) y la palma real (Sabal mexicana) (Raymundo & Cupul, 1999).


Vegetación Sabanoide


Referencias:

Beard, J. S. 1953. The savanna vegetation in northern tropical America. Ecol. Monogr.23: 149-215.
Miranda, F. 1952. La vegetación de Chiapas. Ediciones del Gobierno del Estado. Tuxtla Gutiérrez. 2 vols.
Miranda, F. 1958. Estudios acerca de la vegetación. In: Los recursos naturales del sureste y su aprovechamiento. Edic. Inst. Mex. Rec. Nat. Renov. México, D. F. Vol. 2, pp. 215-271
Raymundo, R. & Cupul, M., 1999. CONTRIBUCIÓN AL CONOCIMIENTO DE LA FLORA DE BAHÍA DE BANDERAS, NAYARIT-JALISCO, MÉXICO. Ciencia Ergo Sum, julio, volumen6, numero 2. Universidad Autónoma del Estado de México, Toluca, México, pp. 135-146.
Rzedowski, J., 2006. VEGETACIÓN DE MÉXICO. 1ra. Edición digital, Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México, pp: 225-246. Sarukhán K., J. 1968b. Los tipos de vegetación arbórea de la zona cálido-húmeda de México. In: Pennington, T. D. & J.
Sarukhán. Manual para la identificación de los principales árboles tropicales de México. Instituto Nacional de Investigaciones Forestales y FAO. México, D. F. pp. 3-46.

MAMIFEROSAVESREPTILESANFIBIOSPECESINVERTEBRADOS
Armadillo
 
La avispa esmeralda hace que las cucarachas se vuevan zombies? Ver Video
 
 
Ser vegetariano una vez por semana (los animales son caros: se necesitan 10.000 litros de agua para producir 300 gramos de carne, y 17 metros cuadrados de bosques para hacer una hamburguesa).
 

Visita Nuestra Tierra

síguenos en TwitterSíguenos en Facebook
Síguenos en Youtube